Tres aspectos para elaborar un plan de estudios.

Algunos aspectos a considerar para elaborar un plan pertinente de estudios con nuestros hijos y evitar los vacíos en el proceso de mediación del aprendizaje son los siguientes:

Aspecto cognitivo

Se estima que las personas que saben formular hipótesis, generar soluciones, comparar y analizar información, (niveles relacional y abstracto) tendrán mejor rendimiento académico que los que acostumbran a memorizar y reproducir detalles (niveles uniestructural y multiestructural). En parte, la adquisición de estas habilidades depende de la calidad de su preparación escolar (instrucción en distintas áreas del conocimiento) la cual debe estar siempre sujeta a los intereses de cada uno de nuestros hijos. Basándome en sus intereses puedo abarcar una serie de contenidos curriculares sin mostrar los contenidos de manera aislada como sucede en un aula de clases. Aquella motivación intrínseca es el núcleo para crear la célula del aprendizaje significativo: interés sobre un tema, conocimiento previo y conocimiento nuevo, es igual a: Aprendizaje Significativo (Teoría de Ausubel).

Aspecto ideológico

Nuestros hijos están formados por sus creencias e ideologías que en primera instancia han conocido de nosotros sus padres. Si ellos creen que el conocimiento surge solamente de fuentes externas, y confían en que los textos y los maestros representan la verdad absoluta,en consecuencia serán menos autónomos en su aprendizaje, y por consiguiente, más predispuestos a rechazar actividades que involucran procesos de pensamiento más profundos: resolución de problemas, crítica y creatividad.

Aspecto Social

Por último, el fortalecimiento de los relatos orales urbanos y rurales de nuestra cultura, de nuestra historia, permiten acceder en mejores condiciones a varias identidades, conocimientos académicos y saberes populares, aportando las siguientes ventajas, por nombrar algunas:

  • Mayor competencia comunicativa
  • Mayor comprensión de las diversas realidades en que se sitúa el individuo como sujeto social.
  • Mayor respeto, comprensión y tolerancia de las diferencias culturales que se presentan en un mundo y realidades diversas.

Sólo el conocimiento del “otro” permite el conocimiento interno del “yo”. Si como madre y como padre sé lo que a mis hijos les interesa sabré entonces cómo mediar un aprendizaje que les permitirá abrir puertas e iniciar el recorrido por nuevos caminos.

Cristina Matus Méndez

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s